Ñoquis de remolacha al pesto de rúcula

Los ñoquis, típicos de la cocina italiana, resultan ser una apetitosa y singular manera de comer “pasta” sin que lo sea ya que su base es la papa. En torno a los ñoquis, hay tradiciones como que en algunos lugares se sirven sólo el jueves, mientras que en otros lugares se estila servirlos el día 29. Como nosotros no estamos ligados culturalmente a ninguna de las dos, los preparamos en cualquier dia y siempre son bienvenidos.

Los ñoquis que en esta oportunidad les ofrezco son de remolacha. Para preparar esta receta, aprovecharemos el procedimiento ya explicado en la preparación de los ñoquis de auyama, así como también lo de la salsa de remolacha para pasta, ya que procederemos del mismo modo y usaremos dicha salsa para lograr estos nuevos ñoquis.

Ingredientes

  • 2 tazas de puré de papas
  • 1 taza de salsa de remolacha para pastas
  • 1 taza de harina de maíz (puede ser harina de trigo o avena)
  • Queso para espolvorear al momento de servir
  • Sal y agua en cantidad suficiente para hervir los ñoquis
  • Una salsa para acompañar.

Ingredientes de la salsa:

  • Rúcula, un manojo
  • 1/2 manojo de albahaca fresca
  • 1/2 taza de aceite de oliva (o el de su preferencia)
  • 1/2 taza de almendras, o nueces, o maní, o merey o piñones.
  • Sal al gusto
  • 1/2 taza de queso pecorino o parmesano

Preparación de los ñoquis

  • Obtener un puré de papas, que quede lo más seco que pueda
  • Verter una taza de salsa de remolachas sobre el puré de papas y mezclar muy bien hasta obtener una masa de color parejo.
  • Ir agregando poco a poco la cantidad de harina de maíz, o la elegida en su caso, e ir mezclando hasta logar una consistencia más seca y manejable.
  • Sobre el mesón de trabajo, muy limpio, espolvoreamos harina para trabajar con la masa y dar forma a los ñoquis.
  • Para eso haremos unos rollitos de unos dos centímetros de grosor y no muy largos para que sea más fácil el trabajo.
  • Luego los cortamos en trocitos y los marcamos con la punta de un tenedor para darles mejor aspecto, y al mismo tiempo facilitar la absorción de la salsa.
  • Una vez preparados los ñoquis, los refrigeramos por lo menos durante una hora para que adquieran una consistencia más firme.
  • Al momento de prepararlos, calentar una olla con suficiente agua con sal.
  • Cuando el agua esté hirviendo vaya dejando caer los ñoquis en el agua, pocos a la vez, para que no enfríen el agua y se deshagan.
  • Cocinar por un par de minutos, que comenzarán a flotar.
  • Sacar los ñoquis del agua con la espumadera e ir sirviendo en cada plato.

Preparación de la salsa

  • Lavar muy bien las hojas y colocarlas en el procesador o en la licuadora, agregar el aceite y las semillas, un poco de sal y queso parmesano o pecorino al gusto.
  • Licuar hasta obtener una salsa espesa y homogénea, servir en una salsera o tarro para llevar a la mesa.
  • Poner la cantidad de salsa necesaria sobre los ñoquis que tenemos ya servidos en cada plato.

Nuestros ñoquis ya servidos van a la mesa, allí espolvorear al gusto con queso parmesano o pecorino, puede usar también pimienta y hasta un chorrito de aceite de oliva.

Como siempre les deseo éxito en la preparación y buen apetito. Hasta la próxima receta.

About Mig

Educadora de profesión, comunicadora y cocinera de vocación y de corazón.

Deja un comentario